selfie-nota


Hace no unos días Pulse Radio compartió un interesante articulo en donde entre otras cosas nos comentaba sobre como las redes sociales están destruyendo el espíritu de fiesta en el mundo.

Desde hace varios meses atrás he venido viendo justamente como las sonrisas verdaderas se disminuyen a LOL escritos en whatsapp y me dije ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo van a preferir reirse en un chat que intercambiar risas cara a cara? Es obvio que no prefiero un LOL escrito, y creo que muchos están de acuerdo conmigo. Pero otros no tanto.
Después de ver el crecimiento exagerado de redes como snapchat estoy seguro que muchos prefieren compartir sonrisas limitadas por segundos que coordinar un encuentro, sentarse con un café, apagar el telefono y simplemente escuchar o disfrutar de esa conversación con la persona de nuestro agrado.

La gente no apaga el teléfono ni para un rato con ellos mismos, difícilmente lo apaguen para irse de fiesta o tomarse un café, es una realidad y pues si la humanidad se adapto a esa verdad, la fiesta y las citas también deben de hacerlo, aunque muchos nos negamos.

Recuerdo que meses atrás Club Vertigo lanzo en su twitter un anuncio de que por favor no tomaran fotografías con flash a los djs que se presentan en su club, después de que en la presentación de tINI varios asistentes mas que a bailar fueron a grabar videos de su set, lo cual no es criticable, pero se me hace dificil de entender que lo hagan durante toda la noche.

Djs y clubs del mundo se quejan constantemente del exceso de uso de dispositivos moviles en su dancefloor, porque se puede interpretar como un interrupción al flow del la noche. Clubs como Output en New York y Panorama en Berlín de hecho prohiben su uso dentro del club.

Las redes sociales son una herramienta super útil en términos de comunicación, e interacción pero no debe ser la primordial o nuestro principal medio para divertirnos.

Yo estoy lejos de pensar que las redes sociales estén cerca de matar el espiritu de fiesta en la humanidad, pero si estoy de acuerdo en que esta haciendo la fiesta cada vez menos fluida para muchos y que esta interrumpiendo esa necesidad de conversar largo y tendido, de ingeniarse cualquier tema para mejorar esa primera cita, o simplemente poner verdaderamente atención a quien nos habla.

Disfrutemos de bailar, compartir, sonreír, y captar esos momentos en nuestra memoria y en nuestra mente antes de iniciar una maratón de fotografías en instagram.

Los recuerdos son valiosos, pero vivirlos y disfrutarlos es aun más importante, porque de nada sirve estar frente al mejor de los conciertos, si la mayor preocupación son los likes o comentarios que tendrás en facebook.

Probablemente encontraste esta nota gracias a facebook, y todo bien, solo espero que no este siendo leída en medio dancefloor 🙂

Nota por César Castro